miércoles, 19 de septiembre de 2012

Poliedros, Prismas y Cilindros



Fecha: 25 de Julio del 2012

Un poliedro es, en el sentido dado por la geometría clásica al término, un cuerpo geométrico cuyas caras son planas y encierran un volumen finito. La palabra poliedro viene del griego clásico πολύεδρον (polyedron), de la raíz πολύς (polys), "muchas" y de έδρα (edra), "base", "asiento", "cara".
Los poliedros se conciben como cuerpos tridimensionales, pero hay semejantes topológicos del concepto en cualquier dimensión. Así, el punto o vértice es el semejante topológico del poliedro en cero dimensiones, una arista o segmento lo es en 1 dimensión, el polígono para 2 dimensiones; y el polícoro el de cuatro dimensiones. Todas estas formas son conocidas como politopos, por lo que podemos definir un poliedro como un polítopo tridimensional.
Criterios de clasificación de los poliedros
Los poliedros pueden ser clasificados en muchos grupos según la familia de donde provienen o de las características que los diferencian; según sus características, se distinguen:
   Convexos, como el cubo, o el tetraedro, cuando cualquier par de puntos del espacio que estén dentro del cuerpo los une un segmento de recta también interno. En el caso de que dicho segmento se salga del cuerpo se dice que son poliedros cóncavos, como es el caso del toroide facetado y los sólidos de karim.
   Poliedro de caras regulares, cuando todas las caras del poliedro son polígonos regulares.
   Poliedro de caras uniformes, cuando todas las caras son iguales.
   Se dice poliedro de aristas uniformes cuando los pares de caras que se reúnen en cada arista son iguales.
   Se dice poliedro de vértices uniformes cuando en todos los vértices del poliedro convergen el mismo número de caras y en el mismo orden.
Estos grupos no son excluyentes entre sí; es decir, un poliedro puede estar incluido en más de uno de ellos.

Prismas y antiprismas
Los prismas y los antiprismas son los únicos poliedros convexos y uniformes restantes. Todos ellos fueron estudiados por Kepler, quien los clasificó. Los prismas y antiprismas son grupos infinitos.
Todos los prismas se construyen con dos caras paralelas llamadas directrices, que le dan el nombre al prisma, y una serie de paralelogramos, tantos como lados tenga la cara directriz. Por ejemplo, el prisma cuyas caras directrices son triangulares se llama prisma triangular y se compone de dos triángulos y tres paralelogramos; tiene nueve aristas y seis vértices de orden 3 donde convergen siempre dos paralelogramos y un triángulo. Otro ejemplo sería el Prisma decagonal, que se compone de dos decágonos + diez paralelogramos; tiene 30 aristas y 20 vértices de orden 3.
Los antiprismas tienen una construcción parecida, dos caras paralelas y una serie de triángulos; el número de lados de las cara directriz multiplicado por dos; así, el antiprisma cuadrado se compone de dos cuadrados y ocho triángulos; tiene ocho vértices y 16 aristas.

Prisma: Es un cuerpo formado por tres o más caras laterales que son paralelogramos y dos caras basales que son polígono congruentes y paralelos (ver figura de fotografía principal) 
 Elementos de un prisma
Caras: Porción de plano que limita un cuerpo

Aristas: Segmentos donde se intersectan (juntan) dos caras

Vértices: son los puntos donde se intersectan tres o más aristas. 

Clasificación de  prismas
Los prismas se clasifican según el polígono de sus bases (ver tabla 1)


Bisturí, Hojas de bisturí y bisturís desechables
Bisturís

Bisturí, Hojas de bisturí y bisturís desechables
El bisturí es un instrumento de uso en el campo sanitario muy utilizado para realizar cualquier corte o incisión que sea necesario. Este instrumento llamando bisturí tiene forma de un pequeó cuchillo que está formado por dos partes, el mango del bisturí y la hoja del bisturí, que podemos encontrar en el mercado separados, o también juntos listos para su uso.

Las hojas de bisturí de las cuales hemos hablado, suelen ser puntiagudas, y tienen la forma del extremo del cuchillo que corta, y tiene uno o dos cortes, las hojas de bisturí se usan básicamente para hacer cortes en operaciones de cirugía y disecciones anatómicas, ya que en general este instrumento realiza cortes muy finos y precisos.

El bisturí que se suele usar es el de dos componentes, el instrumento está dividido en dos partes, hojas del bisturí y por otro lado el mango de bisturí. Las hojas de bisturí son artículos fabricados con acero inoxidable. En el mercado, esta cuchilla que va separada del mango de bisturí se vende ya preparada para uso, es decir, de manera esterilizada, individual, y desechable. De esta manera podremos usar una sola vez este producto, confiando en la seguridad para los pacientes, ya que una vez esté usado este producto, ya se puede tirar, y así no contagiar los siguientes pacientes con microorganismos del paciente anterior.

A parte de tener estas características, las hojas del bisturí también son atóxicas, es decir, que al entrar en contacto con la piel del paciente, no puede haber ninguna reacción alérgica rechazando su cuerpo o piel este material.

Los materiales con los cuales están formadas las hojas de bisturí, proporcionan a estos cabezales del bisturí la dureza que requiere la hoja para poder hacer un perfecto uso del bisturí y así poderles ofrecer a los pacientes una alta seguridad usando este instrumento.

Como ya hemos dicho anteriormente, las hojas de bisturí suelen venderse en cajas donde vienen las hojas empaquetadas individualmente, ya que suelen ser desechables, de un único uso. Entonces, van empaquetadas de manera hermética en una envoltura de aluminio, por lo que dentro del paquete donde va la hoja del bisturí se crea una atmósfera perfecta y esto hace que no entre la humedad en el paquete donde se encuentra la hoja del bisturí, y así la hoja o cuchilla pueda dañarse.

A parte de la hoja del bisturí, está el mango del bisturí que son el cuerpo del instrumento principal, que en este caso es el bisturí. Este mango o cuerpo del bisturí lo utilizamos para poder sujetar correctamente el bisturí, y así poder realizar el corte o incisión que debamos hacer.

Estos mangos de bisturí reutilizables se venden por separado respecto a las hojas del bisturí, que es el material que corta, y estas sí que son intercambiables. Por lo tanto, en el mercado podemos encontrar a la venta bisturíes enteros, y podemos encontrarlos separados, es decir, mangos de bisturí por una parte, y las hojas del bisturí por otra, y luego ajuntarlos y obtener el bisturí esperado listo para usarlo.

De mangos de bisturí podemos encontrar de muchas características y número, igual que de hojas, ya que para según lo que lo vayamos a utilizar, necesitaremos un nº de hoja o un nº de mango de bisturí diferente, ya que cada uno de los números se diferencian por la forma y medidas que tienen. Hay varios tipos de bisturís usados en campo sanitario y otros usados en otros campos, que son los que citamos a continuación:

Bisturí de diamante: Este bisturí, su hoja está fabricada con diamante que se emplea básicamente en microcirugía. También está utilizado para realizar cortes muy finos desde en tejidos biológicos como en otro cualquier tipo de tejido que necesite este tipo de corte.

Bisturí clásico médico: Los bisturís de uso médico cambian de tamaño depende del uso que le vayan a dar. Se diferencian en que pueden tener una hoja fija, o desechable. Se fabrican con hojas ultrafinas ya que los bisturís están clasificados como objetos de incisión. Las hojas de los bisturís tienen una ranura central para encajarla en el mango, y se distinguen numeradas por la forma según el tipo de corte que vaya a realizar el bisturí. Los mangos también están numerados del uno al quince, según las características que tengan.

Bisturí de rayos: Son formas de radioterapia concentrada en dosis altas.

Bisturí eléctrico: También conocido como electrobisturí, y puede tener dos tipos de energías, la unipolar y la bipolar.

Bisturí láser: Este tipo de bisturí utiliza diferentes tipos de láser.

Bisturí armónico: Este tipo de bisturí utiliza el utrasonido.



Hojas de bisturí
A la hoja de bisturí se le conoce de varias formas entre los que se encuentra escalpelo, lanceta o cuchillo de cirujano. Este es un instrumento cortante con un extraordinario filo. La forma puede ser muy variada según su uso, pero generalmente es de hoja fina y puntiaguda.

El uso de un bisturí, todos lo conocemos, no es más que el de realizar procedimientos de cirugía, disecciones anatómicas, autopsias y vivisecciones, aunque también se puede utilizar para otros usos en los laboratorios clínicos.

Fuera de la medicina la hoja de bisturí, dadas sus características de estar conformada por un buen acero, ser de fácil manejo y muy cortante, es también muy usada en artesanía, manualidades y otras artes o actividades en las que se requieren de cortes finos y precisos, pese a la gran variedad de “cutter” que podemos encontrar hoy en día en el mercado.

Como dato curioso podemos mencionar que algunas personas consideran que el término bisturí se refiere precisamente al “cutter”, instrumento cuya hoja es intercambiable o retráctil respecto al mango y que, escalpelo, es el de hoja fija o con la parte cortante haciendo cuerpo con el mango.

El origen de la palabra escalpelo provine del latín (scalpere) lo cual significa cortar o incidir sobre algo. En cambio, el término bisturí se conoce en la lengua española desde el siglo XV y es extraído del francés donde “bisturí” se utiliza para denotar un puñal o cuchillo pequeño y que proviene del nombre de Pistoia, ciudad italiana reconocida por su fábrica de puñales, escalpelos o pistorinos.

Existe una amplia gama de hojas para bisturí de diferentes tamaños, las cuales son fabricadas con acero inoxidable. Estos son productos estériles y desechables. Por lo general son manufacturadas y se utilizan tecnologías muy avanzadas para garantizar un corte óptimo, limpio y preciso.

Las hojas de bisturí deben apegarse estrictamente a los requerimientos más rigurosos y estándares internacionales. Se tiene que garantizar que estén herméticamente sellados en su envoltura, pero que a la vez sea fácil de abrir, por lo general se utiliza el aluminio en ambas caras, no susceptibles a las condiciones atmosféricas del exterior. Su esterilización se logra mediante el uso de radiación Gama.

La forma y tamaño de las hojas de bisturís quirúrgicos tradicionales dependen del uso y del lugar anatómico donde se vayan a emplear. En todas debe garantizarse que el filo sea tal que con solo tocarlo este corte la piel.

Las hojas por lo general son planas y rectas, permitiendo realizar cortes rectos o en línea de forma fácil, en el caso de los que tienen la hoja fija ésta se curva progresivamente para alcanzar mayor precisión.

Las hojas de bisturí o cuchillas intercambiables de fabrican con una ranura en su centro de una forma específica para que encaje en el mango, estas se distinguen por su numeración que está de acuerdo a su forma y según el tipo de corte que se desea hacer.

Tipos y números de hojas de bisturí
Los bisturís poseen hojas extremadamente filosas y las mismas pueden ser fijas o desechables.

Se comercializan distintos modelos de escalpelos o bisturís, todo depende del uso que s e les vaya a dar y el tipo de corte que desee realizar su usuario.

Generalmente las hojas de bisturí son planas y rectas, lo que permite realizar cortes en línea recta. Por otro lado los mangos de bisturí tienen una anatomía ligeramente corrugada y la hoja de bisturí se curva gradualmente a fin de permitir efectuar cortes de mayor precisión.

Existen distintos números de hojas de bisturí y la elección de las mismas depende de la función que se deba realizar con dicha hoja.

Las hojas de bisturí mapas utilizadas son las desechables, las cuales se montan sobre un mango reutilizable y una vez utilizadas, se descartan definitivamente.

Los mangos de bisturí generalmente son de latón y las hojas de bisturí están confeccionadas de carbono o acero. Los tamaños o las formas de las hojas de bisturí son variables y además los mangos vienen de diferentes anchos y longitudes.

Existen muchos números y tipos más de hojas de bisturí, algunas cuentan con formas y angulaciones y tienen por objetivo es cumplir finalidades muy puntuales. Entre estas hojas de bisturí se destacan las hojas Beaver. Este tipo de hojas encajan en mangos universales, los cuales son especiales y en ellos la hoja se sostiene haciendo girar un collar a rosca.

BIBLIOGRAFÍA:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada